Smash

smash-TVShow

Creada por Theresa Rebeck (‘Ley y orden: Acción criminal’, ‘Policías de Nueva York’), producida por Steven Spielberg (‘Falling Skies’, ‘Terra Nova’) y dirigida por Michael Mayer (‘Flicka’, ‘Una casa en el fin del mundo’), ‘Smash’ narra todo el proceso de una comedia musical, desde el nacimiento de la idea original hasta su estreno por todo lo alto. Y es que no hay nada como saborear la noche de estreno de un musical de Broadway… Excepto, quizá, darse cuenta de todo lo que se cuece detrás del escenario: celos, pasiones, egos, ensayos maratonianos y mucha, mucha creatividad.

Mientras ‘Wicked’ y ‘El Rey León’ siguen conquistando a las audiencias en los teatros, Julia (Debra Messing, ‘Will y Grace’, ‘Y entonces llegó ella’, ‘El día de la boda’) y Tom (Christian Borle, ‘Ex-posados’), un equipo de libretistas de éxito, trabajan con ahínco en un nuevo musical centrado en la vida de la actriz Marilyn Monroe. Y cuando una tenaz y maniática productora (Angelika Houston, ‘La familia Addams’, ‘Por siempre jamás’, ‘Médium’) se suma al proyecto, empiezan los nervios de contratar a una estrella y las interminables pruebas interpretativas, de voz y ‘castings’ varios.

Ivy Lynn (Megan Hilty, ‘Melissa & Joey’, ‘Mujeres desesperadas’, ‘The Closer’) parece la elección apropiada. Tiene mucha experiencia a sus espaldas y fama. Pero la entrada de Karen Cartwright (Katharine McPhee, ‘American Idol’, ‘Community’, ‘Una conejita en al Campus’), una joven de Iowa con muchas ganas de triunfar en Broadway, deja a todo el equipo sin respiración. ¿Quién conseguirá el papel y quién se quedará fuera? ¿Habrá juego limpio o las actrices aprovecharán los puntos débiles de la competencia? ¿Conseguirán los creadores que la gente se interese por una obra sobre Marilyn Monroe?

Mientras todos se vuelcan al 100% con el espectáculo, la realidad se mezcla con la ficción y los protagonistas tienen que hacer frente a los problemas. Julia y su marido pretenden sacar adelante una adopción que casi se ha convertido en una pesadilla, el marido de la productora le pide el divorcio y amenaza con congelar los fondos para el proyecto y el brillante pero mujeriego director puede echarlo todo a perder con su constante ligoteo con la joven estrella. En definitiva, una montaña rusa que llega a su fin en la noche en la que las butacas se llenan y el público decide con sus aplausos si el espectáculo es un éxito.

En la era del ‘reality’ ‘The Voice’ y la ficción musical de Fox ‘Glee’, Spielberg se une a los productores Craig Zadan y Neil Meron (‘Chicago’, ‘Hairspray’) y a los compositores Marc Shaiman y Scott Wittman (‘Hairspray’) para mostrarnos desde cerca la sangre, el sudor y las lágrimas -con permiso de Churchill- que hacen falta para dar a luz un musical.

Anuncios